¿Hacia dónde avanza el mercado energético en Colombia?

Por DISICO En Ingeniería

16

Jun
2020

En los últimos años la economía de Colombia ha tenido un repunte significativo y esta fortaleza económica del país impulsa el crecimiento regional y sobre todo el mercado energético en Colombia, aspecto clave para generar mayor atracción de flujos de capital entre las economías emergentes.

Dicho crecimiento económico posibilita la planificación para el uso de recursos renovables como energía alterna la cual disminuirá los costos, reducirá las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y limitará la contaminación en el país.

Por consiguiente, el Plan Energético Nacional 2050 (PEN) plantea la realidad el mercado energético en Colombia, brindando atención a los nuevos paradigmas de la oferta y demanda de energía, a reducir la dependencia de la matriz energética en los combustibles fósiles e incentivar un mayor uso de fuentes no convencionales de energías renovables y gas natural. 

Plan Energético Nacional 2050 ¿hacia dónde vamos?

El Plan Energético Nacional 2050 consta de cinco objetivos específicos y dos transversales que orientan a la transformación del país hacia la eficiencia, la productividad y la soberanía energética.

  • Generar, suministrar y diversificar el sector energético-minero en las regiones y poblaciones.
  • Asegurar el despliegue del sistema eléctrico con criterios de seguridad, confiabilidad y reduciendo el costo ambiental.
  • Satisfacer los requerimientos de energía y minerales con procesos eficientes, limpios y de mínimo impacto ambiental y social.
  • Promover la universalización y asequibilidad del servicio más la formalidad del sector minero.
  • Contar con los soportes tecnológicos, infraestructura, capital humano y modernización regulatoria del sector eléctrico-minero para generar competitividad.

Fuentes de energía alternativas para Colombia

Se debe tener en cuenta que los cambios climáticos afectan de forma notoria el país en los diversos sectores; por esa razón el PEN plantea la explotación de otras fuentes de energía que garanticen el suministro eléctrico-minero a pesar de las adversidades climáticas.

Dentro de estas fuentes alternativas de energía se encuentran el carbón limpio, la energía renovable no convencional y las pequeñas plantas nucleares.

También se trazan las siguientes sugerencias para la mejora de los sectores en el territorio nacional utilizados por países desarrollados como Alemania y Estados Unidos de América.

Sector transporte: se sugiere la utilización de biocombustibles, electricidad, híbridos e hidrógeno.

Segmento construcción: se requiere una elaboración de infraestructura inteligente con obtención de energía solar a través de paneles, redes inteligentes para generar confort en el usuario.

Sin embargo, el costo para la modernización es alto al inicio, pero se verán los frutos de ese cambio en un futuro cercano para poder competir con los países desarrollados.  

El PEN suministra diversos escenarios al 2050 con respecto al consumo de energía en país. Dichas proyecciones de demanda se realizaron a través del Modelo para Análisis de Demanda de Energía de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

En todo caso es notable cómo el mercado energético en Colombia busca promover la eficiencia en los diversos sectores que constituyen el país y ser accesible a través del incremento en la cobertura del territorio nacional utilizando recursos renovables.

También te puede interesar leer:

Energía en América Latina: escenarios de Desarrollo 2020-2030

Deja una respuesta